Google+

Bolsa de trabajo

Blog

La elaboración de la cerveza es un proceso complejo que requiere de una técnica adquirida. Si bien en la Edad Media los maestros cerveceros transmitían ese saber solo a los miembros de su gremio, hoy puedes aprender a fabricar cerveza.

En primer lugar, la materia prima es fundamental y, en muchas ocasiones, es la que permite fabricar un buen producto. De poco sirve que tengas una técnica depurada si la cebada es mala o si el agua que has elegido no es la adecuada. Por este motivo, te aconsejamos que, antes de nada, tengas claro qué agua vas a utilizar y qué cereales.

En segundo lugar, asegúrate de que vas a contar con la infraestructura necesaria para la fabricación, en función de las cantidades que hayas proyectado lanzar al mercado. Pocas cosas hay más frustrantes que echar a perder parte de la producción por falta de espacio.

El proceso de elaboración

Una vez que tengas las materias primas, puedes empezar la fabricación. Tendrás que seleccionar los cereales, mezclarlos con el agua y cocer la mezcla a fuego lento con una temperatura de entre 70 y 80 grados. Lo cierto es que esta parte del proceso no tiene una gran diferencia a cómo se hace una sopa.

Posteriormente, hay que filtrar los cereales para quedarte únicamente con el mosto. En este momento, se añade el lúpulo para que la cerveza consiga su sabor característico, con un toque amargo. Posteriormente, hay que incluir la levadura para rebajar definitivamente los azúcares.

Finalmente, hay que dejar reposar la cerveza durante unos días en cubas refrigeradas para que repose. Los días de refrigeración y las temperaturas influirán decisivamente en el resultado que se consiga.

Por lo tanto, fabricar cerveza es una técnica que hay que conocer con detalle para saber las temperaturas y los trucos para conseguir un producto de calidad.

 

¿Cuáles son las materias primas de la cerveza artesanal?

La fabricacion de cerveza artesanal no deja de ganar adeptos y la cultura de la cerveza crece a pasos agigantados. Cada vez apreciamos más y mejor la cerveza, algo que no podemos sino celebrar, pues este gran producto se merece todo el reconocimiento. Además de degustadores, muchos somos productores. La cerveza artesanal está llegando a los hogares, pero también está saliendo de ellos, pues muchos aficionados ya fabrican su propia bebida.

¿Te planteas ser uno de ellos? Veamos los ingredientes que necesitas.

Como se elabora la cerveza

La materia prima de la cerveza

Hay cuatro elementos claves en la elaboración de la cerveza artesanal o industrial:

Malta. El grano del cereal germinado y tostado es la malta. Con el malteado del cereal aparecen los azúcares, que alimentan a la levadura para realizar la fermentación. La más común y tradicional es la malta de cebada.

Lúpulo. Las flores del lúpulo son un ingrediente fundamental de la cerveza, a la que da el característico aroma y su sabor amargo. Además, sus componentes químicos favorecen la consistencia de la espuma y tienen efectos antisépticos que ayudan a la conservación de la cerveza.

Levadura. Estos microorganismos se alimentan de los azúcares de la malta en un proceso llamado fermentación a través del que producen alcohol y CO2. Según sea el tipo de levadura utilizado, la cerveza presentará unas características organolépticas u otras.

Agua. La mayor parte de la cerveza es agua, así que no te extrañará que sea de vital importancia en la elaboración. De hecho, es como el lienzo sobre el que se pinta la obra de arte que es la cerveza final. Las características del agua (pureza, cantidad y tipo de sales minerales) determinarán el resultado.

En definitiva, la cerveza es un producto mágico, cargado de secretos y matices, pero, en realidad, todo surge de estos cuatro ingredientes básicos. Conocerlos es la clave.

Cuales-son-las-materias-primas-de-la-cerveza
 

Ciencia y Tecnología en la elaboración de la cerveza

Conocer la Ciencia y tecnología cerveceras es fundamental para poder ofrecer un producto de calidad contrastada y con todas las garantías sanitarias.

Si bien, en susorígenes, el proceso de elaboración de la cerveza era completamente artesanal hoy puedes contar con maquinaria de última generación que te ayuda a ofrecer algo diferente.

La materia prima es importantísima. La utilización de una malta de cebada de calidad y otros cereales, de agua con una determinada composición mineral, del lúpulo o del tipo correcto de levadura, son parte fundamental para conseguir un buen producto. Por muy buena que sea la tecnología, si no tenemos una buena materia prima, el producto no será aceptable.

cómo elaborar cerveza y de los elementos que vamos a necesitar para producirla, ya sea de forma artesanal o industrial.

Cómo se elabora la cerveza

En primer lugar, y después de limpiar la materia prima de impurezas, necesitamos un molino, una tina de maceración y una caldera de cocción para conseguir el mosto con el que elaborar la cerveza. Si bien en la Edad Media se utilizaban enseres más pequeños, hoy este proceso se realiza con maquinaria industrial a una determinada temperatura para asegurar su calidad.

Una vez que hayamos conseguido el mosto, hemos de pasar al proceso de fermentación. La tecnología cervecera permite realizar este proceso añadiendo la levadura y el oxígeno en tanques industriales previamente preparados que hay que mantener refrigerados. El proceso no suele durar más de 10 días, aunque dependerá de la variedad de cerveza que queramos producir y la temperatura de la fermentación.

Hoy, si tenemos la tecnología adecuada, podemos elaborar cerveza sin muchas dificultades, una vez que hayamos superado la necesaria formación para saber cómo seleccionar las materias primas, la mezcla y las temperaturas necesarias en cada fase del proceso.

 

Características de la cerveza artesanal

¿Quién no se ha tomado alguna vez una cerveza en una terraza, en un bar, con los amigos...? Sin duda es lo mejor que hay, nunca viene mal algo así. Pero muchas veces bebemos lo que nos den mientras esté frío y mientras podamos pasar un buen rato con los nuestros, sin tener en cuenta si lo que estamos tomando está bueno.

La cerveza artesanal está de moda, y no es para menos ya que significa carácter, calidad. Hay muchos factores que distinguen a una cerveza artesanal de una normal o industrial, desde detalles tan pequeños pero en los que nos acabamos fijando, como la presentación, a otros primordiales como el sabor.

Características de la cerveza artesanal

Algo diferente para tus sentidos

Así, algo que suele caracterizar a la cerveza artesanal es su presentación. No la encontraremos en la estantería de las litronas del supermercado ya que difícilmente se venderán en este formato, y es que este tipo de cervezas no suelen ir más allá del típico botellín de un tercio, quizás un poco más, a diferencia de las de producción industrial. Además, el etiquetado también tiende a ser diferente, desde tradicional hasta rompedor en algunos casos.

Otra característica muy importante tiene que ver con el sabor. En la cerveza artesanal no encontrarás sabores extraños de productos añadidos, ya que todo lo que encierra el botellín será completamente natural y tradicional, fruto de una mayor dedicación de los maestros cerveceros que te hará disfrutar del sabor de una de las bebidas más antiguas de la humanidad. También notarás la diferencia en el mejor cuerpo y la gran variedad de estas cervezas que se prestan al amplio mundo de la gastronomía gourmet. Con esto último también tiene que ver el precio: nos costará un poco más beber una cerveza artesanal, pero merece la pena si es para regalarle una nueva experiencia a nuestros sentidos.

 

Proceso de elaboración de la cerveza

Hacer un curso sobre la elaboración de cerveza es la mejor opción para aprender. Sin embargo, a continuación haremos un resumen de los pasos principales.

La primera etapa es el macerado que se obtiene de la mezcla de granos de malta, previamente molidos, con agua caliente que ha sido anteriormente acondicionada. La temperatura y el tiempo de maceración varían de una receta a otra y condicionan el resultado final.

A continuación, obtenemos el mosto, que se filtra para separarlo de la malta y se cuece durante un tiempo que varía dependiendo del estilo de cerveza. Es ahora cuando se añade el lúpulo para aromatizar y obtener el punto de amargor que deseamos.

Antes de la fermentación, solo nos quedará enfriar la cerveza hasta una temperatura que variará dependiendo del estilo. En el caso de los Lager, esta temperatura oscila entre 8 y 10 grados mientras que, en el caso de los Ales, la temperatura de fermentación oscila entre 18 y 20 grados. Hay además otros estilos como pueden ser los belgas clásicos que se fermentan a temperaturas aún más elevadas.

Proceso elaboración cerveza artesana

Fermentación y envasado

Posteriormente llevamos la cerveza al tanque de fermentación y añadimos las levaduras, empezando así un proceso en el que los azúcares del mosto se transforman en alcohol y CO2. Según el tipo de fermentación utilizado conseguiremos una cerveza Ale o Lager.

Una vez terminado este proceso, podemos filtrar la cerveza del todo o parcialmente antes de embotellarla. Algunos tipos requieren una maduración que deriva en una segunda fermentación, y en estos casos, la cerveza puede contener un poso en el fondo de la botella. Sin embargo, en la mayoría de los casos, es mejor consumirla recién embotellada y, por supuesto, conservarla refrigerada.

Como ves, es un proceso que hay que seguir meticulosamente pero que, sin duda, merece la pena.

 
<< Inicio < Prev 1 2 Próximo > Fin >>

Página 1 de 2

Noticias


CURSO DE GESTIÓN SENSORIAL E INTRODUCCIÓN A LA CULTURA DE LAS CERVEZAS


Impartición: 12 al 16 de febrero del 2018

leer más...



MÁSTER EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA CERVECERA


Enero-Junio 2018

leer más...



CURSO DE EXPERTO EN CIENCIA CERVECERA


Enero-Marzo 2018

leer más...



CURSO DE ESPECIALIZACIÓN EN TECNOLOGÍA CERVECERA


Marzo-Mayo 2018

leer más...


¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más.