Google+

Bolsa de trabajo

Blog

Beneficios de la cerveza para la salud

Elaborar cerveza es una disciplina que se ha puesto de moda en España, de manera que hoy se pueden conseguir productos de calidad sin renunciar a los numerosos beneficios que aporta esta bebida para la salud.

La materia prima es fundamental, y las cervezas se elaboran con agua, lúpulo y cebada, aplicando un proceso de fermentación para conseguir la bebida final, consiguiendo un resultado satisfactorio en función también de nuestra pericia. Evidentemente, cuanto mejor sea la calidad de estos ingredientes, mejor será el resultado final del producto que se va a consumir.

Además, el consumo moderado de cerveza proporciona varios beneficios para la salud que es bueno conocer. Los resumimos para poder aprovecharlos en el día a día. Fundamentalmente, podemos hablar de nutrientes, cualidades antioxidantes y la capacidad de prevenir el desarrollo de determinadas dolencias.

Las ventajas del consumo de cerveza para el organismo

El primer beneficio de consumir cerveza es nutritivo, porque esta bebida contiene una alta cantidad de vitaminas del grupo B, minerales y algo de carbohidratos. En contraposición de lo que se piensa popularmente, la proporción de calorías de la cerveza es baja, de manera que podemos disfrutar de una caña tranquilamente.

Otra de las ventajas de consumir cerveza, ya conocida por algunos, es que tiene propiedades antioxidantes, de manera que servirá para que el proceso de homeostasis sea más fluido y retrasar el envejecimiento.

Por otra parte, consumir cerveza puede prevenir determinadas dolencias cardiovasculares como los infartos porque contribuye a a aumentar las proporciones de colesterol HDL, el beneficioso. Finalmente, hay estudios acerca de las propiedades de la cerveza que sirven para prevenir enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Disfrutar de una buena cerveza es posible porque hay varios profesionales especializados en preparar esta bebida saludable. La ESCYM ofrece una formación especializada para elaborar cerveza con criterio y calidad.

Beneficios de la cerveza para la salud
 

El proceso de fermentación en la cerveza

Para poder llevar a cabo de forma adecuada la fabricación de la cerveza son tan importantes los productos que se utilicen, como los procedimientos que se apliquen en su elaboración.

¿Sabes qué métodos de elaboración existen? En el caso del malteado utilizaremos los granos del cereal, generalmente trigo o cebada. Primero se provoca su germinación para después tostarla y obtener la malta. El color de la cerveza va a depender en gran parte del grado de tostado.

La maceración se realiza mezclando la malta molida con agua a 65º C o 75º C, dependiendo del cereal que se utilice. En este proceso se extraen las enzimas de la malta y se convierte el almidón en azucares fermentables. En este punto logramos el mosto al que se añadirá el lúpulo, que es el encargado de conferir a la cerveza sus característicos amargor y aroma.

El producto que obtenemos tras la cocción debe someterse al proceso de fermentación. Para ello, añadiremos levadura, la cual provocará que los azúcares del mosto se trasformen en alcohol.

La importancia de la fermentación en la fabricación de la cerveza

La alta fermentación se lleva a cabo a temperaturas entre 15º C y 25º C. Mediante este proceso se obtienen las cervezas conocidas como "ale", conocidas por su sabor y aroma más intensos. El proceso de fermentación se efectúa en la superficie de la mezcla obtenida, y dura entre cuatro días y dos semanas.

La denominada baja fermentación, en cambio, somete a las levaduras a temperaturas de entre 4º C y 9º C. A este tipo de cerveza se le llama "lager", y fermentan en la parte baja del contenedor. Este proceso puede durar incluso entre dos y seis meses, dependiendo del sabor e intensidad que se quiera conseguir.

Tras el proceso de fermentación se procede a la maduración, filtrado y envasado. Ya solo quedará disfrutar de los resultados obtenidos.

Fermentación de la cerveza
 

Cómo conservar la cerveza artesana

La cerveza artesana es toda una delicia para los más cerveceros. Si te consideras dentro de este grupo, te interesará saber cómo conservarla adecuadamente. Es posible que alguna vez te haya tocado abrir una y notar un sabor desagradable. Seguramente no estuvo en las condiciones necesarias para su conservación.

Son varias las condiciones que debes tener en cuenta a la hora de guardar una cerveza artesanal. Lo primero es evitar exponerla a cualquier luz, ni tan siquiera la artificial, dando por hecho que la irradiada por el sol es más perjudicial.

Debido al lúpulo que contiene, toda iluminación ejerce una reacción química sobre este ingrediente. Este es el motivo por el que las distintas marcas apuestan por distribuir sus cervezas en botellines de vidrio opaco.

Es necesario que mantengas siempre tus botellas en posición vertical, ya que favorece la conservación y no se expone durante mucho tiempo la cerveza al tapón, el cual podría deteriorar su sabor.

La temperatura ideal de la cerveza artesanal

Si eres un apasionado de esta bebida, seguramente no te importe tener un frigorífico exclusivamente para ella. Pero si no te puedes permitir esto, lo más recomendable es que hagas espacio suficiente en tu nevera, evitando dejarla fuera. En este caso, mientras antes la consumas, mejor.

Pero si te hemos levantado curiosidad con respecto a la temperatura ideal de la cerveza artesana, te proporcionamos los datos sobre esto:

- Las de alta graduación, como las oscuras, añejales o triples, deben estar entre los 13 y los 15.5 grados centígrados.

- Las de alcohol medio, como las amargas, stouts e IPAs, entre los 10 y 12.8 grados centígrados.

- Las de menos alcohol, como las lagers, suaves o light, entre 7 y 10 grados.

Afortunados son los que cuentan con una nevera o varias especializadas para este fin. Porque una cerveza así hay que disfrutarla con todo su sabor.

Conservar cerveza artesana
 

Pirámide de calidad en la elaboración de cerveza artesana

La elaboración de cerveza artesana requiere de una serie de pasos bien definidos para conseguir un producto sabroso y que cumpla con los estándares establecidos. En un mercado como el actual, no es solo una cuestión higiénica y sanitaria, sino también de sabor; la calidad se convierte pues en una meta a alcanzar.

Uno de los baremos que se utiliza, con notable éxito, para determinar la calidad de una cerveza artesanal es la denominada pirámide que, de forma progresiva y de menor a mayor, establece las obligaciones de todo cervecero. Te explicamos los pasos para que, cuando fabriques cerveza, los tengas en cuenta.

La pirámide de calidad

La pirámide de calidad tiene 6 puntos, de menor a mayor sensibilidad. El primer punto se refiere a las buenas prácticas que tiene que conocer toda empresa elaboradora. Después, viene el Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC), que sirve para reducir la probabilidad de incidencias y corregirlas si es necesario. El tercer punto es enumerar unos estándares para la fabricación del producto. Posteriormente, tendremos que controlar el proceso y realizar analíticas. El quinto punto es el cuidado de la conservación de la cerveza. Finalmente, hay que introducir técnicas de mantenimiento preventivas a largo plazo.

Una vez que tengas en cuenta estos puntos, podrás asegurarte de que no hay ningún problema y podrás estar seguro de que el producto que fabricas es de calidad y cumple con todos los estándares necesarios. Aquí no se trata simplemente de cumplir con la legislación, sino de ir un paso más allá para lograr la excelencia.

Es posible que necesites formación especializada para fabricar cerveza artesana. En la Escuela Superior de Cerveza y Malta (ESCYM) impartimos cursos de formación de maestro cervecero y hacemos hincapié en los procesos de calidad para que puedas dar algo diferente.

Pirámide de calidad en la elaboración de la cerveza
 

Cuáles son los diferentes tipos de Malta

¿Te has preguntado alguna vez qué es la malta, y qué papel juega en la elaboración de la cerveza? Junto con el agua, es el principal ingrediente de la cerveza. Podemos definirla como cualquier grano de cereal que haya pasado por el proceso de malteado. Entre los principales cereales que se utilizan están la cebada, el más extendido, y el trigo, con el que se produce una cerveza muy espumosa. También, el centeno, en auge gracias a la expansión de las cervezas artesanas. Y, por último, la avena, utilizada en cervezas elaboradas en climas extremos, como en Rusia o Canadá.

A la hora de clasificarlas, tenemos en cuenta factores como la temperatura, la duración del proceso de malteado, y la humedad. Así, podemos clasificarlas en diferentes categorías.

Tipos de maltas

Proveniente del trigo o la cebada, la malta base siempre está presente en todas las cervezas hasta en un 85%, ya que contienen grandes cantidades de azúcares fermentables. Durante el proceso, se utiliza una menor temperatura y menos tiempo, lo que le confiere un gran poder de fermentación.

Otro tipo es la mixta o caramelo, que pasa por procesos de horneado intensivos, pero siempre manteniendo su poder de fermentación. Te informamos de que se trata de un tipo muy utilizado en cervezas alemanas. Aportan sabores que recuerdan al caramelo, la miel o las pasas.

Las maltas especiales han sido sometidas a un largo e intenso horneado, por lo que han perdido su capacidad de fermentar. Sin embargo, se utilizan para aportar sabores y matices únicos a la cerveza. Te hablamos, principalmente, de las cervezas negras y oscuras.

Otro tipo que no se utiliza para fermentar es la cruda, que es como se conoce al grano de cereal sin tratar. También se utiliza con el fin de aportar aromas y matices a determinadas cervezas.

Como ves, nuestro ingrediente protagonista cumple una función esencial en la cerveza.

Tipos de Malta
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 Próximo > Fin >>

Página 1 de 4

Noticias


CURSO DE GESTIÓN SENSORIAL E INTRODUCCIÓN A LA CULTURA DE LAS CERVEZAS


Impartición: 11 al 15 de febrero del 2019

leer más...



MÁSTER EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA CERVECERA


Enero-Junio 2019

leer más...



CURSO DE EXPERTO EN CIENCIA CERVECERA


Enero-Marzo 2019

leer más...



CURSO DE ESPECIALIZACIÓN EN TECNOLOGÍA CERVECERA


Marzo-Mayo 2019

leer más...



CURSO DE TECNOLOGÍA CERVECERA NIVEL III


12-23 de Noviembre de 2018

leer más...