Google+

Bolsa de trabajo

Tipos de cerveza

La elaboracion de la cerveza es casi un arte. Esta bebida es probablemente la más consumida del mundo y cada fin de semana se beben millones de litros. Muchos son sus entusiastas, personas que no dudan en conocer todos los aspectos de su producción, historia y tipos en los que se agrupan. Más allá de la clásica diferencia entre rubias y morenas, se encuentra la diferenciación por elaboración.

A grandes rasgos, existen dos tipos de cerveza según su elaboración: las Lager y las Ale. La clave para diferenciar entre las dos es la fermentación, donde la cerveza adquiere todo su sabor y matices únicos. Además, la popularidad de ambos tipos no es pareja, ya que las Lager son las más consumidas en la actualidad.

Asimismo, debes saber, si quieres convertirte en un verdadero experto, que cada tipo posee variantes según la región cervecera. Como suele decirse: cada maestrillo tiene su librillo.

Las claves de las Ale y las Lager

Para empezar, las Lager se elaboran con una fermentación baja, ya que las levaduras utilizadas sobreviven a baja temperatura. Esta es la razón por la que se empiezan a producir a partir del siglo XIX, momento en el que se desarrolla la refrigeración industrial. Aunque en algunas regiones alemanas ya se habían realizado pruebas en cuevas. La fermentación dura desde un par de días hasta tres semanas según el caso y rozan los 0º C durante el proceso.

Por su lado, las Ale utilizan levaduras de alta fermentación. Las temperaturas son algo más normales para una levadura, unos 25º C. El proceso tarda lo mismo que en las Lager, pero a las Ale las someten a un proceso de maduración posterior, que puede ser en frío o en caliente, y a una segunda fermentación ya en botella. Tienen una tasa alcohólica baja y los matices de sabor en la elaboracion de la cerveza dependerán del cereal.

Historia de la cerveza artesanal en España