Google+

Bolsa de trabajo

Blog

Características de la cerveza artesanal

¿Quién no se ha tomado alguna vez una cerveza en una terraza, en un bar, con los amigos...? Sin duda es lo mejor que hay, nunca viene mal algo así. Pero muchas veces bebemos lo que nos den mientras esté frío y mientras podamos pasar un buen rato con los nuestros, sin tener en cuenta si lo que estamos tomando está bueno.

La cerveza artesanal está de moda, y no es para menos ya que significa carácter, calidad. Hay muchos factores que distinguen a una cerveza artesanal de una normal o industrial, desde detalles tan pequeños pero en los que nos acabamos fijando, como la presentación, a otros primordiales como el sabor.

Características de la cerveza artesanal

Algo diferente para tus sentidos

Así, algo que suele caracterizar a la cerveza artesanal es su presentación. No la encontraremos en la estantería de las litronas del supermercado ya que difícilmente se venderán en este formato, y es que este tipo de cervezas no suelen ir más allá del típico botellín de un tercio, quizás un poco más, a diferencia de las de producción industrial. Además, el etiquetado también tiende a ser diferente, desde tradicional hasta rompedor en algunos casos.

Otra característica muy importante tiene que ver con el sabor. En la cerveza artesanal no encontrarás sabores extraños de productos añadidos, ya que todo lo que encierra el botellín será completamente natural y tradicional, fruto de una mayor dedicación de los maestros cerveceros que te hará disfrutar del sabor de una de las bebidas más antiguas de la humanidad. También notarás la diferencia en el mejor cuerpo y la gran variedad de estas cervezas que se prestan al amplio mundo de la gastronomía gourmet. Con esto último también tiene que ver el precio: nos costará un poco más beber una cerveza artesanal, pero merece la pena si es para regalarle una nueva experiencia a nuestros sentidos.

 

Proceso de elaboración de la cerveza

Hacer un curso sobre la elaboración de cerveza es la mejor opción para aprender. Sin embargo, a continuación haremos un resumen de los pasos principales.

La primera etapa es el macerado que se obtiene de la mezcla de granos de malta, previamente molidos, con agua caliente que ha sido anteriormente acondicionada. La temperatura y el tiempo de maceración varían de una receta a otra y condicionan el resultado final.

A continuación, obtenemos el mosto, que se filtra para separarlo de la malta y se cuece durante un tiempo que varía dependiendo del estilo de cerveza. Es ahora cuando se añade el lúpulo para aromatizar y obtener el punto de amargor que deseamos.

Antes de la fermentación, solo nos quedará enfriar la cerveza hasta una temperatura que variará dependiendo del estilo. En el caso de los Lager, esta temperatura oscila entre 8 y 10 grados mientras que, en el caso de los Ales, la temperatura de fermentación oscila entre 18 y 20 grados. Hay además otros estilos como pueden ser los belgas clásicos que se fermentan a temperaturas aún más elevadas.

Proceso elaboración cerveza artesana

Fermentación y envasado

Posteriormente llevamos la cerveza al tanque de fermentación y añadimos las levaduras, empezando así un proceso en el que los azúcares del mosto se transforman en alcohol y CO2. Según el tipo de fermentación utilizado conseguiremos una cerveza Ale o Lager.

Una vez terminado este proceso, podemos filtrar la cerveza del todo o parcialmente antes de embotellarla. Algunos tipos requieren una maduración que deriva en una segunda fermentación, y en estos casos, la cerveza puede contener un poso en el fondo de la botella. Sin embargo, en la mayoría de los casos, es mejor consumirla recién embotellada y, por supuesto, conservarla refrigerada.

Como ves, es un proceso que hay que seguir meticulosamente pero que, sin duda, merece la pena.

 

Razones para realizar un curso elaboración de la cerveza

Actualmente, hay una demanda importante de personas que quieren enfocar su carrera como técnico cervecero. Este tipo de profesión te responsabiliza en el diseño, producción y también envasado de la cerveza y te ofrece diversos conocimientos en el área de fermentación, producción, control de calidad, maduración, aspectos comerciales y administrativos relacionados con el negocio.

La cerveza va en aumento según pasan los años. Actualmente, hay muchas marcas y variedades por lo tanto, nos encontramos con un nicho de mercado en continua expansión, en el que no sólo vale tener entusiasmo sino una buena capacitación como un maestro cervecero.

En países como Alemania, existen incluso varios niveles de formación especializados como licenciado, ingeniero o doctor en cervecería.

¿Qué se aprende en los cursos de técnicos cerveceros?

1. La evaluación sensorial (conocimiento sobre el concepto de gestión sensorial así como las habilidades en la degustación de la cerveza, la identificación de sus atributos sensoriales y el desarrollo de la capacidad para hallar soluciones a flavores indeseables en el producto.).

2. Control de calidad (agua, cerveza y diferentes tratamientos).

3. Teoría de las transformaciones en el proceso de elaboración de la cerveza.

4. Microbiología (producción y envasado).

5. Fermentaciones (fermentaciones, levaduras y barricas).

6. Práctica industrial (producción, control de calidad, envasado).

7. Ingeniería y gestión de la producción en la cerveza (diseño y materiales).

8. Comercialización (control financiero, legislación y conocimientos de marketing).

La historia de la cerveza en España comienza hace muchos milenios y ha sido un producto indispensable en nuestra cultura mediterránea. En nuestro país, los íberos ya la utilizaban y hay datos que señalan que en Genó (Lleida) contamos con la primera evidencia arqueológica de elaboración de cerveza en toda Europa.

Actualmente, el sector cervecero produce millones de litros de cerveza, toneladas de lúpulo y malta y un importante número de puestos de trabajo de forma directa e indirecta.

 
Bienvenidos al blog de ESCYM
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 Próximo > Fin >>

Página 6 de 6